3. Una mujer sorprendida en adulterio

Demos una mirada, en Juan 8:1, en el Nuevo Testamento: ¡°Pero Jesús se fue al monte de los Olivos. Por la mañana volvió al Templo y todo el pueblo vino a él, y sentándose, les enseñaba.

Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio y, poniéndola en medio, le dijeron: -Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio, y en la Ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¢¯qué dices? Esto decían probándolo, para tener de qué acusarlo. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo. Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: -El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra. Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia fueron saliendo uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los más jóvenes, solo quedaron Jesús y la mujer que estaba en medio. Enderezándose Jesús y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: -Mujer, ¢¯dónde están los que te acusaban? ¢¯Ninguno te condenó? Ella dijo: -Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: -Ni yo te condeno, vete y no peques más¡±.

Yo leí hasta el versículo 11. Yo creo que esta noche, a través de testimonios e himnos, ustedes serán llenos del Espíritu Santo. Esta semana solo tengo 9 horas para hablar, y ya he usado 2, así que estoy ansioso de que todos sean salvos, cuando esta conferencia termine. Estamos hablando de la redención del pecado, ya que este tema está lejos de su razonamiento normal, quiero que abran sus corazones ampliamente.

No soy un buen orador, pero si me escuchan con cuidado, podrán hacer que sus pecados no existan más para usted. Porque la Biblia claramente lo dice y el Espíritu Santo testifica la obra. Amigos, una vez que sean redimidos y reciban al Señor en su corazón, estoy seguro que nos veremos en el cielo. En la conferencia de la pasada primavera, mucha gente obtuvo el perdón de sus pecados y se salvó.

Yo bromeaba al final de la conferencia, diciendo que si alguno de ustedes llega al cielo antes que nosotros, que no atraviese el portón, que nos espere en el portón del sur. Cuando yo bromeaba ellos gritaron ¡°aleluya¡±. Ustedes no parecen felices porque aún no están listos para ir al cielo. De todos modos durante esta reunión, espero que puedan ser perdonados del pecado que los atormenta y desalienta para llegar a Jesucristo, así que podamos reunirnos en el portón, como ya hice una cita con los demás hermanos. Deseo que podamos reunirnos allí para vivir juntos eternamente.

Creo que ustedes tienen el mismo problema que yo tenía. Cuando leía la Biblia me surgían muchas dudas. Era muy difícil para mí, vivir como un verdadero creyente y no como una persona que asiste a la Iglesia. ¢¯Cuál era el problema más grande? Era el pecado. ¢¯Cómo se lee en la rotulación que tenemos aquí?

¡°El secreto del perdón de los pecados y cómo nacer de nuevo¡±, ¢¯no es verdad? No podemos estar delante de Dios con nuestros pecados. Yo solía tener muchas preguntas acerca de la redención, escuchaba a muchos pastores decir que todo aquel que va al templo es creyente y se va al cielo, y a veces decían otras cosas que me confundían, y pensaba ¢¯quién en este mundo puede ir al cielo? En Mateo 7:21 dice, ¡°no todo el que me dice Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos¡±, esto me hizo creer que el cielo no era para un creyente como yo. Otra cosa era que yo había escuchado y leído que Jesús había muerto en la cruz por mi pecado; pero yo no estaba seguro de que todos mis pecados hubieran sido limpiados y hubieran quedado blancos como la nieve. Pensándolo bien, yo tenía muchos pecados. Realmente quería saber cómo limpiar mi pecado de una vez por todas. Afortunadamente, Dios me llamó y tranquilizó mi corazón para darme la oportunidad de comunicarme con El, respecto a mis pecados.

Lo que yo especialmente agradezco a Dios, es que pude encontrar al Señor leyendo en la Biblia los pasajes como: Nicodemo en Juan 3, una mujer de Samaria en Juan 4, un hombre con una deformidad durante 38 años en Juan 5 y una mujer sorprendida en adulterio, en Juan 8, hablando con personas, así como en las congregaciones de tres a cinco mil personas. En muchas ocasiones, Jesús tenía una conversación tranquila con sus discípulos después de que le predicaba a mucha gente. Por esto queremos invitarlos para que tengamos una convesación tranquila después de mi predicación.

Yo he escuchado Juan 8 muchas veces y lo he predicado en diversas ocasiones. Hay muchas cosas que no sabemos,por ejemplo: ¢¯dónde estaba el hombre que estaba con la mujer?, tal vez se fue corriendo, ¢¯por qué la trajeron a Jesús?, ¢¯qué escribió Jesús en el suelo? y así sucesivamente.

Cuando leemos la Biblia, tenemos muchas dudas y preguntas, lo cual no creo que sea malo, porque es imposible creer, sin entendimiento. Algunas personas dicen: ¡°Cree, cree sin meditar¡±, pero yo sé que lo que están diciendo, refleja lo que realmente piensan. Nosotros no podemos hacer creer a alguien, algo en contra de su voluntad, eso es irrazonable.

Yo leí en un periódico hace algún tiempo, antes de las olimpiadas en Asia, y decía: ¡°La compañía eléctrica colocó unas luces muy brillantes a lo largo de la carretera hacia los aeropuertos. Todas las noches los agricultores que vivían cerca del aeropuerto, notaron que algo extraño pasaba con el arroz, el arroz tenía flores pero no tenía meollo, lo raro es que esto pasaba solamente en el área que estaba debajo de las luces brillantes. Los agricultores demandaron al gobierno. Este, consultó con un especialista y les dijo que el arroz necesitaba también suficiente sueño. Cuando el arroz desarrolla, se necesita mucha luz; sin embargo este necesita dormir cuando llega el momento de tener meollo. Ellos apagaron las luces después de la medianoche, desde el día que ellos supieron esto. Ellos dicen que algunos científicos de E.U. pueden poner un espejo gigante en el espacio para reflejar la luz del sol para convertir la noche de una ciudad cualquiera, tan brillante como la luz del día, la razón por la que no se atreven a hacer esto, es porque podrían destruir la ecología y producir un terrible desastre.

Amigos ¢®así es nuestra fe! No podemos obligar a nadie a creer. Algunas personas dicen: ¡°Yo te creo, Señor¡±, porque ellos lo desean, pero no pueden. El creer debería ser tan suave como el agua que fluye en un arroyo. El tratar de creer, quiere decir que ellos todavía no lo creen. Yo le creo a mi esposa, pero nunca le he dicho a mi esposa:¡±Te creo¡±, no hay una cosa más graciosa para mí que decirle a mi esposa: ¡°Te creo, mi amada esposa¡± todos los días. Eso es no creer. El creer debe ser natural y automático. ¡°¢¯Cuál es su problema?¡±.

Usted sabe que Jesús murió en la cruz por nuestros pecados, usted puede ir a la iglesia, puede ayunar, puede ofrendar, puede ser un miembro del coro, y además puede ser profesor de la escuela dominical, sin embargo, no es fácil creer que su pecado haya sido limpiado y haya quedado tan blanco como la nieve. Usted siente que algo malo está sucediendo dentro de usted. Algo profundo dentro de usted le dice que algunos pecados todavía permanecen en usted. Usted puede decir: ¡°Yo sé que Jesucristo ya me santificó en la cruz¡±. Usted puede decir con sus propios labios, todos mis pecados me son quitados, pero el problema es lo que usted realmente cree muy dentro de su corazón.

Jesús limpió nuestros corazones, pero no nuestros cerebros. Ya que usted no tiene fe, usted no puede creer lo que El hizo. Es por eso que el pecado llega a su mente primero, cuando usted trata de orar. Usted dice: ¡°estoy gozoso y agradecido con Dios por todo, gracias Jesús¡±. ¡°Pero al mismo tiempo ,usted confiesa: ¡°estoy avergonzado, no soy idóneo para ser hijo de Dios¡±.

No estoy hablando del hecho de que Jesús murió en la cruz por nuestro pecado. ¢¯Por qué? porque todos saben eso. Hay alguien aquí que no sepa esto? Un proverbio coreano dice: ¡°la sal en la cocina no sabe salada hasta que se pone en la comida¡±. Es verdad que Jesús murió por nuestro pecado. Sus pecados deberían haber sido limpiados.

Mp.Jesús murió por los pecados de usted, sin embargo, sus pecados no han sido limpiados. Esto aclara que usted no tiene fe. Como pastor, tuve la oportunidad de encontrar la forma de creer en la Biblia, y la forma como el poder de la sangre derramada en la cruz sirve para expiación del pecado.

Cuando usted realmente pueda creer ¡°que sus pecados son completamente limpiados y quedaron tan blancos como la nieve gracias a Jesús¡±, usted es finalmente capaz de disfrutar la felicidad y de no tener más dudas. En ese mismo momento, el Espíritu Santo entra en su corazón, para que usted pueda ser guiado.

Muchos versículos en la Biblia hablan sobre la expiación. Esta noche, estoy tratando de explicar cómo nuestros pecados pueden ser perdonados, y en Juan 8 es donde se explica también cómo fue perdonada una mujer adúltera.

Veamos los siguientes versículos: ¡°Y Jesús se fue al Monte de los Olivos. Y por la mañana volvió al templo y todo el pueblo vino a Él; y sentado El les enseñaba, entonces los escribas y fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio y poniéndola en medio.

¢¯Hasta ahora no hay problema para entender? Leamos el versículo 4 juntos: ¡°Le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio. ¡°Ella debería haberse sentido avergonzada¡±. Ahora yo leo el versículo 5. ¡°Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú pues, ¢¯qué dices?¡±

Amigos, podemos ver un evento muy importante aquí. Aquí hay una pecadora. Moisés ordenó que se apedreara hasta que muriera. ¢¯Y qué harás con esta pecadora, Maestro? Este es un juicio emocionante.

¢¯Quién juzgó primero? Fue la ley. La ley sentenció a pena de muerte. Ahora ¢¯cómo iba Jesús a juzgar? Su juicio era totalmente diferente del que estaba basado en la ley. ¢¯Qué dijo? ¢®Inocente! No había una gran diferencia, por las diferentes leyes que aplicaron. La única forma de liberar a los pecadores que merecían ser castigados, era aplicar una ley totalmente diferente a aquella.

Hace un rato, una hermana cantó un himno. Supongamos que tenemos un concurso de canto ahora. El mejor cantante no es necesariamente el ganador. El ganador será decidido por las reglas del concurso. Por ejemplo, si una regla dice que el concursante que pueda abrir su boca más grande, ése gana, yo tengo la mejor oportunidad de ganar. Porque yo no conozco a nadie que tenga una boca más grande que la mía. Como podemos ver es importante la regla. De la misma manera, una sentencia puede ser diferente para el mismo pecado, dependiendo de la ley. Esta mujer cometió un pecado. Era imposible liberarla con la ley que había en ese momento.

Hace mucho tiempo, tuvimos un toque de queda en Corea, entre la media noche y las cuatro de la mañana. Sin embargo, cualquiera que anduviera después de la media noche ¢¯violaba las leyes? No, porque la ley fue anulada. Aún cuando teníamos un toque de queda había algunas excepciones. Para los lugares que limitaban con el mar, como la provincia norte de Choogchung. La gente que vive en la frontera entre las áreas del norte y del sur, si hacen una fiesta en el área del Sur,la policía suena un silbato y los persigue diciendo ¡°Muchachos ,violaron el toque de queda¡±. Y que tal si corren y cruzan la línea fronteriza? Ellos no hicieron nada malo porque no había toque de queda en la provincia del norte.

La policía no tiene derecho a arrestarlos en la zona del norte. Solamente tenían que regresar. Parece que la policía tiene un buen concepto de lo que es un territorio. En la provincia del sur ellos tienen que ser castigados, pero en la del norte son libres, porque no hay una ley de toque de queda. La mujer en Juan 8 no solamente planeó cometer adulterio o coquetear con un hombre; ella fue sorprendida en ese momento.

De ahí que no había manera de liberarla de la destrucción por la ley de Moisés. Esta noche, estoy tratando de explicarles cómo la Biblia libra a la mujer de la muerte. Lo que estoy diciendo puede ser diferente a su idea. Quiero que abran sus corazones y escuchen cuidadosamente. Regresando al ejemplo del toque de queda,supongamos que la policía los persiguió en la provincia del norte, y los agarró. ¢¯En qué insistirían los muchachos? ¡°Ya que estamos en el área del norte, iremos a la corte en la provincia del norte¡±. Ahora el juez en la corte del norte le pregunta a la policía:

¡°¢¯Qué hicieron de malo? La policía contesta, ¡°Violaron el toque de queda, su señoría¡±.

El juez dice, ¡°No tenemos una ley del toque de queda¡±. La policía dice,

¡°Pero andan vagando después de la media noche¡±. Estamos seguros. Nosotros mismos los vimos. Sacamos fotos, tenemos un testigo¡±. Pero el juez dice,¡°No los encuentro culpables. Ustedes,acusados, son libres para ir a su casa¡±. No había ley que los obligara.

Ahora amigos, ¢¯qué es lo que los hace a ustedes pecadores? Es la ley. Sin la ley no hay pecado. Supongamos que estoy fumando. ¢¯Es esto un pecado o un crimen? No hay ley contra esto. Si se establece una ley que diga que el fumar merece la pena de muerte, yo sería ejecutado si fuera sorprendido. En otras palabras, no hay pecado sin ley. En Romanos 5:13 dice: ¡°Pues antes de la ley, había pecado en el mundo, pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado¡±. La mujer vino a Jesús, ¢¯ella vino por su propia voluntad, o alguien se la trajo?. La Biblia dice que los escribas y fariseos se la trajeron. Pero sabemos que no fueron ellos, sino la ley que la trajo ¢¯Pudo haber sido traída a El sin la ayuda de la ley?

La ley instituye el pecado, y el pecado nos trae a Jesús. Es como una minilámpara que pone en movimiento a una luz fluorescente. Antes de que se prenda la luz principal, la minilámpara parpadea y se apaga cuando se enciende la luz fluorescente. ¢¯Usted alguna vez ha visto una minilámpara descompuesta?, esta lámpara se apaga después de parpadear varias veces, ¢¯qué tal si se queda prendida? La luz fluorescente no puede emitir una luz brillante. La minilámpara es la ley de Moisés. En Gal 3:24 dice: ¡°de manera que la ley ha sido nuestro apoyo, para llevarnos a Cristo¡±. Sin la ley no podemos entender los pecados. La ley nos enseñó lo que son los pecados. ¢®Ah! pero a Dios no le gusta esta clase de cosas, no estamos supuestos a cometer adulterio, no debemos matar gente. Estos son principios que obtuvimos por medio de la ley. Si no reconocemos el pecado, no podemos llegar a Jesús. Así que la ley es una lámpara que revela nuestros pecados y luego los desecha. De esa manera, Jesucristo entra en nosotros. Siempre y cuando la minilámpara esté prendida, la luz fluorescente no se puede prender. Igualmente, cuando estamos bajo la ley, el Espíritu Santo no puede entrar en nuestro corazón. Solamente cuando estamos fuera del control de la ley de Moisés, es que el Espíritu Santo puede entrar en nosotros.

Ellos preguntaron: ¡°Y en la ley, nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú pues, ¢¯qué dices?¡±. ¢¯Cuál fue su respuesta? El no dijo nada, solo comenzó a escribir algo en el suelo. Muchos eruditos han investigado para averiguar lo que El escribió. Cuando yo guiaba un estudio bíblico me preguntaron: ¢¯Qué escribió Jesús en el suelo, cuando fue obligado a juzgar a la mujer? Mi respuesta fue sencilla: ¡°No s顱.

La Biblia es el libro más verdadero y más claro que yo he leído. Es el libro perfecto que no le falta nada, todo lo que necesitamos saber, debe estar registrado ahí. En Juan 8 yo me doy cuenta que El escribió, pero no se menciona qué escribió. Como yo entiendo esto, es que Dios trata de dejarnos saber el hecho de que El escribió, no lo que El escribió. Ahora, ¢¯cuál es el significado de su escritura? Pasé algún tiempo investigando en algunas partes de la Biblia que hablan sobre la escritura a mano o con los dedos. En Daniel 5:25 los dedos escribieron: ¡°Mene, Mene, Tekel, Upharsin¡± Y yo seguí buscando lugares que mencionaban la escritura de Dios. El mismo escribió con su dedo solo dos veces.

La primera vez, escribió los diez mandamientos en las tablas de piedra. Ahora estoy tratando de explicar la diferencia entre la escritura de Dios en la piedra y la de Jesús en el suelo. Lo importante es que su escritura estaba en frente de la mujer y no en otro lugar, ¢¯por qué hizo eso Él? El lo hizo en medio del juicio. Los escribas y fariseos vinieron a Jesús y dijeron: ¡°Ella cometió adulterio, y fue sorprendida en el mismo acto. Moisés en la ley, nos ordenó que tales personas deberían ser apedreadas. Pero, ¢¯Tu qué dices? ¢¯Cuál es tu juicio?¡± Jesús fue obligado a juzgarla. Tenemos que poner atención al hecho de que El escribió en el suelo antes de juzgarla. Ella debería ser juzgada por la ley.

Primero, ella fue juzgada por la ley de Moisés que fue dada en el Sinaí por Dios, aproximadamente 1.500 años A.C. Ella no tenía otro destino sino el de ser apedreada si ella hubiese sido juzgada por la ley en las dos tablas de piedra que Dios mismo escribió con sus dedos.

Amigos, ¢¯ quién podría sobrevivir si somos juzgados por la ley escrita por su dedo en el Sinaí? Ninguno de nosotros, incluyendo la mujer en Juan 8, guardó, guarda y guardará la ley perfectamente ¢¯Qué significa esto? Los Eruditos investigaron que fueron 1492 años A. C. cuando Moisés recibió las dos tablas de piedra, 1492 años antes de que Jesucristo llegara, nadie decía que era perfecto. Eso prueba que todos merecen ser sentenciados a muerte, cuando uno es juzgado por la ley. Jesús vino a salvar a la mujer sorprendida en adulterio. Jesús vino a salvar no solamente a la mujer sino también a ustedes amigos, aquí esta noche, pero Jesús no podría salvarla a ella o a nosotros con la ley de Moisés. El decidió cambiar la ley porque por esta, todo el mundo está destinado a ser condenado. ¢¯Qué otra ley? Las leyes del amor, de la gracia y de la fe. Es por eso que Jesús escribió en el suelo la segunda vez.

La ley de Moisés es un tema desagradable. Pero hay algunas cosas interesantes en ella. La Biblia dice que Abraham era justo. El fue justo por causa de su fe. Era amigo de Dios. Sin embargo, él no era perfecto. El hizo a Agar, la sierva de su esposa, su concubina y engañó a la gente al decir que su esposa era su hermana. Abraham era un hombre normal como nosotros. El cometió muchos errores y pecó muchísimo. ¢¯Cómo entonces pudo ser amigo de Dios? No había ley entre Dios y Abraham. La gente en aquella época vivía con Dios y no tenían ley.

Por eso es que los errores de Abraham no se le tomaban como pecado. Pero cuando los israelitas salieron de Egipto y le dijeron a Dios: ¡°Obedeceremos tus mandamientos si nos salvas¡±. Ellos no se conocían a sí mismos, eran arrogantes y no les gustaban los favores de Dios. Dios les respondió: ¡°Está bien, les daré una ley. Obedézcanla y sean bendecidos, o violéntenla y sean maldecidos¡±.

Ellos dijeron a una sola voz: ¡°Obedeceremos todo¡±. Sin embargo, ni siquiera una sola persona pudo obedecerla. No vale la pena mantener una ley cuando nadie la obedece. Supongamos que yo les dijera a ustedes que sus pecados pueden ser santificados, si ustedes vinieran a este lugar a las dos de la mañana. Si ninguno de ustedes viene aquí a pesar de que dicen sí, nuestra cita se invalida automáticamente. Dios necesita establecer una nueva ley porque nadie podía obedecer la vieja. En muchos lugares, la Biblia habla acerca de este asunto. En Gal 3:19 dice:¡±Entonces, ¢¯para qué sirve la ley? fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa¡±.

Así que, ¢¯tenemos que desechar el antiguo testamento? Claro que no. Con la ayuda de la ley podemos llegar a Jesús. Gálatas dice que la ley es el apoyo que nos trae a Jesús. Sin la ley, viviríamos como quisiéramos. No podríamos reconocer que somos pecadores. La ley nos enseña que somos pecadores y que estamos destinados a morir, y esto nos lleva a Cristo. La razón por la que Dios nos dio la ley no es para hacernos justos o santos, es para ayudarnos a entender que somos pecadores. Repita después de mi, ¡°la ley es para que nosotros conozcamos el pecado¡±. Si El esperara que nosotros fuéramos limpios al obedecer la ley, El nos habría dado una ley que pudiéramos obedecer.

Pero nos dio una que no podemos obedecer. No podemos obedecer la ley, no por falta de esfuerzos o de resoluciones, es por causa del pecado original que no podemos obedecer la ley. Porque la ley debe ser obedecida en su totalidad, no basta una parte de la ley, por eso sabemos que somos pecadores. ¢¯Cuánta gente está tratando de estar delante de Dios, e ir al cielo sin entender esta simple verdad? La mujer adúltera aquí no significa solamente ella. Todos nosotros los que estamos esta noche aquí somos una congregación de pecadores, como esta mujer.

Si somos juzgados de acuerdo con la ley de Moisés, todos tenemos que ser sentenciados a muerte. ¢¯Por qué? La Biblia dice en Romanos 6:23 dice: ¡°porque la paga del pecado es muerte¡±; y porque nadie se escapa de cometer pecado, Jesús tuvo que cambiar la ley. ¢¯Entiendes? La primera escritura de Dios fueron los diez mandamientos y la segunda, de Jesús que fue la ley del amor. Veamos la Biblia como referencia. Jer. 31:31 en el antiguo testamento: ¡°He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Judá. No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto, porque ellos invalidaron mi pacto, aunque yo fui un marido para ellos, dice Jehovᡱ.

El pacto que El hizo el día en que El los sacó de Egipto es la ley del Sinaí, ahora El dice que hará un nuevo pacto. Jer. 31:33 dice: ¡°pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: daré mi ley en su mente, y la escribiré en sus corazones, y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo¡±. Jer. 31:34 dice: ¡°Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: conoce a Jehová, porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová, porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado¡±.

Hace algún tiempo, mi esposa me seguía diciendo: ¡°Cariño, necesitas un nuevo traje¡±. No me fijé que ya se iba a acabar, así que compré uno nuevo, ¢¯por qué necesita zapatos nuevos? Porque cuando ya están viejos, compras unos nuevos. Había ley y un pacto entre Dios y los hijos de Israel. Dt 28:2-6 dice: ¡°vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias , la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar. Bendito serás en tu entrar y bendito en tu salir¡±.

Dt 28:15-19 dice: ¡°Pero acontecerá, si no oyes la voz de Jehová tu Dios para procurar todos tus mandamientos y sus estatutos que yo intimo hoy, que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán. malditos serás tu en la ciudad, y maldito en el campo. Maldita tu canasta y tu artesa de amasar. Maldito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, la cría de tusvacas, y los rebaños de tus ovejas. Maldito serás tú en tu entrar y en tu salir¡±.

Desafortunadamente, ni un solo hombre en Israel o en el mundo entero podría obedecer la ley. Desde el punto de vista de Dios, la ley no llegó a tener sentido, porque es imposible para el hombre llegar a El por medio de la ley antigua. Dios, por lo tanto, decidió establecer un nuevo pacto y la ley que fue profetizada en Jeremías, ¢¯Quién lo establece? Dios lo hace. ¢¯El pastor Park puede hacerlo? De ninguna manera. Es por eso que Jesús empezó a escribir en el suelo. No sé lo que El escribió. La mujer fue condenada por la ley de Moisés, sin embargo, ella debía ser juzgada otra vez por la nueva ley porque, Jesús vino y escribió una nueva ley, la ley de la gracia y del amor.

En Juan 8:7 dice: ¡°El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella¡±. Aquellos que lo escucharon se alejaron. Ahora Jesús empezó a juzgarla por la nueva ley. En Juan 8:11 dice: ¡°Ni yo te condeno; vete y no peques más¡±. Jesús pudo juzgarla por la ley de la gracia porque,El pagó por su pecado.

Yo sé que mucha gente va y viene entre las dos leyes; a veces están bajo la ley de Moisés y a veces están bajo la ley del amor. A veces ellos dicen que han sido perdonados de sus pecados, y otras veces ellos se dicen pecadores; al confesar esto, ellos merecen ser casti gados con la muerte. Esa es la razón principal por la cual su fe no puede crecer bajo la ley de Moisés, usted debe obedecerla perfectamente, si usted confía en Jesús, olvídese de cumplir la ley de Moisés completamente y reciba la gracia. Escoja solo una. La ley de Moisés no es pecado, y esto es una cosa buena. En estos días la gente no cree que Jesús caminó sobre el agua. ¢¯Cómo puede un hombre caminar sobre el agua? El peso del hombre es mayor que el del agua. Esto es científico y razonable. Yo, sin embargo no le creeré a Él, si pudiera hacer solamente las obras que nosotros podemos hacer también. Yo alabo a los porque El caminó sobre el agua, cosa que yo no puedo hacer.

No habría razón para creer en El, si El hace solamente las cosas que yo puedo hacer, porque no habría diferencia entre El y yo. Jesús caminó sobre el agua, ¢¯no es verdad? Yo no puedo hacerlo. Más vale que usted sepa como hacerlo, ya que ustedes amigos viven en Pusán, una ciudad de la costa. ¢¯Quieren que les enseñe como hacerlo? Bueno, les mostraré aunque yo no lo aprendí en la Biblia. Realmente, no es difícil caminar sobre el agua.

Escuchen cuidadosamente. Corra rápidamente hacia el mar desde la playa, poniendo su pie izquierdo sobre el agua. Ponga su pie derecho justamente antes de que su pie izquierdo se hunda en el agua, el izquierdo antes de que el derecho se hunda, el derecho antes de que su pie izquierdo se hunda. Usted puede ir a Japón, usted puede ir a los Estados Unidos, yo sólo soy responsable si usted sigue mis instrucciones. Si usted se ahoga es porque usted dura mucho tiempo dando un paso antes del siguiente, y yo no soy responsable. Trate de hacerlo en la playa Hawoondae. Eso fue una buena broma. La ley de Moisés es igual que esa broma. Esto es realmente bueno si usted puede soportarlo. Desafortunadamente, no tenemos la habilidad de dar un paso con el pie izquierdo antes de que el pie derecho se hunda en el agua. De la misma manera es absolutamente imposible que nosotros obedezcamos la ley.

Un proverbio coreano dice: ¡°Ni siquiera mires el árbol al que no puedes subir¡± ¢¯Quién te enseñó que tú deberías obedecer la ley? Dios nos dio la ley sabiendo que no podíamos obedecerla. ¢¯Usted sabe lo arrogante que es usted? Debemos ser humildes y confesar que somos pecadores, porque no tenemos el poder para obedecer la ley. Dios nos conoce muy bien. El sabe lo que podemos hacer y lo que no podemos, así que El nos dio la ley más allá de nuestra habilidad. Sin embargo, somos engañados por Satanás que nos susurra para que hagamos lo mejor para obedecer la ley de Moisés. Esto nos ciega, para que no podamos ver la ley de la gracia provista por Jesucristo.

Cuando fui a la escuela de manejo, un profesor me habló acerca del alcance de la visión desde el asiento del chofer, cuando un carro se detiene podemos ver hasta 180 grados alrededor y al frente nuestro. A 45 km/h a 45 grados, y a 70 km/h, a 15 grados. Cuando llegué a Seúl la primera vez, tuve que buscar en un mapa para no perderme antes de que saliéramos de nuestra casa para visitar algunos lugares. Mientras manejaba, no podía ver las calles por las que íbamos pasando. Solamente miraba hacia adelante hasta que llegáramos a nuestra meta. En nuestra conversación después de llegar a casa, mi esposa platicaba de los edificios por los que habíamos pasado, pero no podía recordarlos. Ya que yo era un extranjero en Seúl, todo lo que pude recordar fueron los oficiales de policía. Amigos, cuando estamos relajados, podemos ver hasta 180 grados o aún a 360 grados. Pero cuando manejamos tan rápido, nuestro alcance disminuye dramáticamente. Porque Satanás nos enreda en la ley, llegamos a estar tan ocupados tratando de obedecerla que perdemos la oportunidad que está junto a nosotros. Como resultado, tratamos de ser los mejores obedientes de ley. No nos importa dónde está el camino de la redención, ni lo que es la ley de la gracia, ni como nuestros pecados llegan a ser perdonados. Solamente repetimos: ¡°yo pequé otra vez, porque no lo hice mejor. Señor, perdóname por favor¡±.

Aún una canción agradable cae mal y es fastidiosa cuando se escucha una y otra vez. Dios debe estar diciendo: ¡°Por favor ya no toquen¡±. No más llanto ni más gritos¡±. ¢¯No lo creen así? Dios quiere que estemos en paz.

El quiere que estemos felices, pero mientras estén ustedes bajo la ley, ustedes nunca probarán la paz, el gozo y la felicidad durante su vida entera. Usted solo tiene que orar diciendo: ¡°Señor, perdona a este pecador por favor, yo soy malo¡±. Por lo tanto, si usted no tiene la seguridad de poder ir al cielo. Si usted dice: ¡°Yo no sé si pueda ir al cielo sino hasta el momento en que yo muera¡±. La razón es porque no cree en la promesa que hay en la Biblia. Cuando yo le digo a una persona: ¡°Yo vivo en un conjunto habitacional en Eunma en Seúl¡± y si el me contesta: ¡°No le creo hasta que vaya y lo vea¡±, eso quiere decir que él no confía en mí. Cualquiera que confía en mí, me cree sin ir allá a revisar. El hermano que maneja la grabación de mi prédica en audio casetes necesitaba mil casetes, y llamó al surtidor en otra ciudad. Ellos embarcaron los casetes para nosotros y nos pidieron que les enviáramos el dinero, esto significa que ellos confían en nosotros. Estamos agradecidos porque no se preocuparon de nuestro crédito; si lo hubieran hecho, no nos lo habrían mandado.

Dios claramente especificó en la Biblia la forma de redimir a los pecadores, el camino de la salvación y el camino al reino de los cielos, que son promesas; cuando las creemos, estamos seguros de nuestra situación antes de morir. Si usted no cree en las promesas de la Biblia, usted dirá que no conoce su destino antes de que muera. Será demasiado tarde cuando usted sepa a dónde tiene que ir cuando usted está delante de Dios. ¢¯Qué podría usted hacer, sabiendo que ya está en el infierno? ¢® Nada ! Dios nos dio la Biblia y nos envió a Jesús para perdonar nuestros pecados y mandarnos al cielo. Nadie dice: ¡°Yo no creo en Dios, por favor, tenga misericordia de mí¡±. Mucha gente dice que cree en Dios. Sin embargo, cuando no creen en la palabra de Dios, quiere decir que ellos no creen en El. Estoy seguro de que iré al cielo aunque nunca hubiera estado ahí, porque yo sé que él no es un mentiroso y que la Biblia no dice mentiras este mundo no es mi hogar. Dios prometió el reino eterno muy claramente, El prometió llevarme algún día. La gente que no confía en dicha promesa no sabe a donde va sino hasta que muera.

Amigos, el apóstol Pablo no fue salvo por las buenas obras que hizo. El ladrón en la cruz no recibió salvación por su mérito. Ellos nunca fueron salvos por sus esfuerzos o por obedecer perfectamente la ley. Y es lo mismo para la adúltera. Nunca podremos santificar nuestros pecados con la ley. Si pudiéramos evitar el cometer pecados, no habría necesidad de la redención. No podemos acatar los mandamientos de la ley, y por lo tanto no somos nada más que pecadores. Y es por eso que necesitamos la ley, pero la ley de la gracia. ¢®Qué maravillosa es la ley de la gracia! La ley de Moisés hace al pecador, pecador. La ley del amor hace al pecador justo. Amigos, no les estoy diciendo que voy a ir al cielo porque no tengo ningún pecado y porque no he cometido un pecado, como decir mentiras o robar algo. <

Un día había un concurso para mentirosos. Muchos venían y le decían al auditorio las peores mentiras, para probar que eran los más grandes mentirosos en el mundo. El último concursante dijo así: ¡°Damas y caballeros! No estoy seguro de que sea un pecador porque nunca he dicho una sola mentira desde mi nacimiento. Verdaderamente no sé cómo decir una mentira. Estoy aquí solamente porque la gente me empujó para participar en el concurso. Me voy porque yo creo que no califico para este lugar¡±.

El último concursante, por supuesto, ganó el primer lugar en la ceremonia de premios. El hombre que dijo: ¡°Yo nunca digo mentiras¡± es el mentiroso más grande. Todos somos pecadores. Todos tenemos pecados. Pero el señor cambió la ley y nos hizo limpios y justos. ¢¯Qué dijo El después que escribió en el suelo? ¡°No te condeno. ¢®Inocente!¡±.

Amigos, yo envidiaba a la mujer, cuando yo leía la Biblia antes que yo entendiera el secreto. Yo la envidiaba porque recibió clemencia de Jesús cuando iba a ser apedreada. Otra persona que yo envidiaba era al ladrón en la cruz que estaba junto a Jesús. Qué hombre tan bendecido! El pudo ir al paraíso con Jesús aunque ejecutado. Después yo supe que la adultera no era nadie más que yo. El ladrón de la cruz soy yo. Pude entender que lo que El le dijo a ella era para mí. Lo que El le dijo al ladrón era para mí. Cuando se abrieron mis ojos, las historias de David, Pablo, etc. eran todas para mí.

Yo podría creer que ¡°no te condenó¡± eran palabras para mí. Jesús me dijo que no me condenaba. El me llamó limpio, me llamó justo ¢®Aleluya! Es por eso que soy justo, no porque no peco. Si hubo un hombre que fue justo por obedecer la ley, ese es el hombre que confía en su propia obra. Pero el hombre que fue justo como yo por causa de Jesús es porque confió en El. Mis pecados todos fueron perdonados sin pago de obras y ningún esfuerzo, solamente por gracia. No porque yo pequé. No porque no dije mentiras, porque creí en Jesús que fue crucificado en la cruz. Mis pecados fueron limpiados en la cruz.

Ya es muy tarde , voy a dejar mi prédica para que tengamos una plática. Veamos Ro 4:4, ¢¯Ya lo encontró?: ¡°Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda, mas al que no obra, sino cree en que justifica al impío, su fe le es contada por justicia¡±.

¢¯Puede Dios llamar pecador al justo? De ninguna manera, el pecador está lleno de pecado, el justo es justo. Dios no llama al pecador justo. Dios se tardó al juzgar a los pecadores hasta que Jesucristo muriera en la cruz para que limpiara sus pecados completamente y poder llamarnos justos. El vio que nuestros pecados fueron limpiados cuando Jesús fue crucificado. Dios dijo que nosotros seríamos justificados después de que Jesús fuera crucificado. Desde el punto de vista de Dios, Jesús limpió todos nuestros pecados. ¢¯Cómo la ves? Si estás de acuerdo con Dios y crees que tu fuiste redimido, tú eres justo, por fe. Si insistes en     decir ¡°Pero todavía soy pecador¡±, tú estás diciendo que Jesús no limpió tu pecado en la cruz. Algunas personas dicen en oración: ¡°Señor, por favor, perdona mi pecado¡±. Bueno, ¢®pero piénsalo bien!

Amigos, cuando clavaron a Jesús, ¢¯El les limpió sus pecados o no? El hizo un trabajo perfecto. ¢¯Hay necesidad de pedir el perdón de sus pecados una y otra vez? Usted podría preguntar: ¡°Pero, ¢¯Ya no volvemos a pecar? la respuesta a su pregunta de parte de Jesús es: ¡°¢¯No te limpié el pecado que tú cometiste otra vez?¡± Aquí podemos ver la diferencia de pensamientos de acuerdo con su creencia.

Los creyentes dicen: ¡°mis pecados fueron limpiados y quedaron tan blancos como la nieve¡±, el incrédulo dice: ¡°Pero todavía soy un pecador¡±. Así que un incrédulo depende de su esfuerzo, de su propia obra, y no de la gracia de la cruz de Jesús. Es por eso que él tiene que hacer lo mejor para obedecer la ley. ¡°Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo¡± Gálat. 3:25.

La cosa más importante es que Jesús no juzgó a la mujer con la ley de Moisés. Si El lo hubiera hecho, ella hubiera tenido que ser apedreada. Jesús la juzgó con la ley del amor y la ley de la gracia, que son totalmente diferentes a la ley de Moisés. Esta noche amigos, si ustedes están delante de la ley de Moisés, serán maldecidos. Vengan a la ley de la gracia de Jesucristo y podrán ser limpiados de su pecado.

¢¯Les molestaría inclinar sus cabezas con sus ojos cerrados y escuchar mi invitación? Amados amigos, ustedes escucharon una historia admirable esta noche, Jesús vino y juzgó con amor y no con la ley y nos hizo limpios. Yo sé que una hora no es suficiente para explicar la verdad. Si alguno de ustedes se ha identificado con lo que yo he dicho, repita conmigo por favor.

¡°Señor, yo soy la adúltera, soy malo, soy vergonzoso y soy sucio. Esta noche yo quiero ser limpiado de mi pecado como la mujer que vino a Jesús y fue salva.

Yo deseo ser liberado de la cadena del pecado por la sangre preciosa derramada en la cruz. Por favor, ten misericordia de mí. Por favor sálvame!¡± Levante su mano el que quiera nacer de nuevo, y que quiera recibir la gracia de la redención eterna. Gracias.

[Contenidos]