1. Cuatro Leprosos

Dijo entonces Eliseo: Oíd palabra de Jehová: Así dijo Jehová: Mañana a esta hora valdrá el seah de flor de harina un siclo, y dos seahs de cebada un siclo, a la puerta de Samaria. Y un príncipe sobre cuyo brazo el rey se apoyaba, respondió al varón de Dios, y dijo: Si Jehová hiciese ahora ventanas en el cielo, ¢¯sería esto así? Y él dijo: He aquí tú lo verás con tus ojos, más no comerás de ello. Había a la entrada de la puerta cuatro hombres leprosos, los cuales dijeron uno al otro: ¢¯Para qué nos estamos aquí hasta que muramos? Si tratáremos de entrar en la ciudad, por el hambre que hay en la ciudad moriremos en ella; y si nos quedamos aquí, también moriremos. Vamos, pues, ahora, y pasemos al campamento de los sirios; si ellos nos dieren la vida, viviremos; y si nos dieren la muerte, moriremos. Se levantaron, pues, al anochecer, para ir al campamento de los sirios; y llegando a la entrada del campamento de los sirios, no había allí nadie. Porque Jehová había hecho que en el campamento de los sirios se oyese estruendo de carros, ruido de caballos, y estrépito de gran ejército; y se dijeron unos a otros: He aquí, el rey de Israel ha tomado a sueldo contra nosotros a los reyes de los heteos y a los reyes de los egipcios, para que vengan contra nosotros. Y así se levantaron y huyeron al anochecer, abandonando sus tiendas, sus caballos, sus asnos, y el campamento como estaba; y habían huido para salvar sus vidas. Cuando los leprosos llegaron a la entrada del campamento, entraron en una tienda y comieron y bebieron, y tomaron de allí plata y oro y vestidos, y fueron y lo escondieron; y vueltos, entraron en otra tienda, y de allí también tomaron, y fueron y lo escondieron. Luego se dijeron el uno al otro: No estamos haciendo bien. Hoy es día de buena nueva, y nosotros callamos; y si esperamos hasta el amanecer, nos alcanzará nuestra maldad. Vamos pues, ahora, entremos y demos la nueva en casa del rey¡± ( 2 Reyes 7:1-9).

¢¯Verdaderamente no tiene pecado en su corazón? ¢¯Ha tenido la maravillosa experiencia de estas canciones en su corazón? Usted sabrá que estas canciones pueden ser cantadas por cualquiera, pero solamente los cristianos que han nacido de nuevo, los hijos de Dios, conocen el significado. Ninguno de los cristianos religiosos y carnales lo saben. Esto es muy importante y me gustaría que escuchen con un corazón abierto.

Ahora bien, exactamente ¢¯ qué significa ¡°abrir el corazón¡±. Hace algunos años, tuve la oportunidad de presidir una conferencia evangelística en la base de la fuerza aérea de Yea Chun, Corea. Les prediqué el evangelio a los oficiales y a los soldados. Esa noche fui invitado a una pequeña ¡°fiesta de t顱. Estaba en una silla, tomando una taza de té, cuando una esposa de piloto se me acercó y me preguntó: ¡°Pastor, ¢¯cómo puedo abrir mi corazón?¡±.

Ya que me hizo esta pregunta, yo no podía responderle: ¡°Solamente abra su corazón¡±. Las personas no sabían cómo abrir su corazón. La mayoría de la gente conoce: ¡°Crea en Jesucristo, entonces sus pecados le serán perdonados y usted será salvo¡±. La realidad es que la mayoría de la gente tiene muy vagas ideas acerca de estos conceptos. Antes de ser salvo yo asistí a una iglesia durante mucho tiempo. Al igual que la mayoría de la gente, yo no sabía cómo limpiar mis pecados. Yo pensaba que la manera de vivir la vida cristiana era confesando y arrepintiéndome incondicionalmente; y todo estaría bien. Sin embargo, mis pecados todavía permanecían en mi corazón. No tenía esperanza. No sabía qué hacer para limpiar el pecado de mi corazón. Como estuve una vez en la misma situación en la que muchos ahora están, no quiero contarles ninguna historia complicada ni difícil.

Me gustaría compartir individualmente con cada uno de ustedes durante esta reunión. Pero no creo que pueda hacerlo individualmente porque ustedes son muchos y yo sólo uno. Así que háganme todas las

¢¯Ustedes creen que es difícil comunicarse con Dios? ¢¯Podemos escuchar la voz de Dios? ¢¯Podemos ver a Dios con nuestros ojos o podemos tocarlo? Esta noche abran su corazón y comuníquense conmigo primero. Saquen todas las preguntas que están en su corazón aquí esta noche. Saquen cualquier cosa que los ha estado molestando y que no entienden, como por ejemplo:

¡°¢¯Cómo hacer para ser limpio del pecado?, ¢¯cómo nacer de nuevo?, ¢¯cuál es la forma de solucionar todos los problemas de mi corazón?¡±, etc.

¢¯Quién no sabe que orar es bueno para uno?, ¢¯quién no sabe que leer la Biblia es bueno?, ¢¯quién no sabe que pecar es malo? Por lo tanto, ¢¯quién no peca? ¢®Nadie! Pero no podemos controlarnos a nosotros mismos. He visitado prisiones para predicar el evangelio y nunca les he dicho: ¡°No cometan pecados¡±. ¢¯Saben ustedes por qué? Porque no hay persona en el mundo que peque, y que no sepa que pecar es malo. Yo quería que ellos entendieran la manera de vencer y superar los pecados de acuerdo con lo que dice la Biblia.

Mis amados amigos, no les pido ningún esfuerzo, ni ninguno de sus métodos, ni ninguna de sus soluciones. Si su corazón está abierto y la Palabra de Dios entra en su corazón, entonces Jesucristo controlará su corazón. Yo sé que si Jesús mora en su corazón no hay más ¡®yo¡¯ ni necesidad de que usted luche contra el pecado. Usted no tiene que tratar de dejar de fumar, de tomar, de robar o de pensar en los deseos de la carne. Jesús, dentro de su corazón, luchará por usted y vencerá cualquier tipo de pecado. Ciertamente Él lo librará de los deseos de la carne, los pensamientos sucios, el odio y la conducta abominable. Es por eso que les voy a presentar a Jesucristo a todos ustedes.

Hay mucha gente que está muy lejos de Jesucristo, aunque conocen de Él y le invocan. Esta noche Jesús

Me gustaría contarles una historia. Había una vez un capitán de barco que vivía en España. Él navegaba de puerto en puerto y como él viajaba a muchos puertos de muchos países, venía a casa solamente una vez al mes, una vez cada tres meses o una vez cada seis meses. Él

Un día regresó de un largo viaje y saludó a su hijo. Amaba mucho a su hijo. Pronto llegó el momento de

La noche anterior a la partida, el muchacho no pudo dormir porque estaba emocionado por el viaje. El capitán le dijo a su hijo que trajera cosas para entretenerse porque no había nada que hacer; todo lo que había era cielo y agua. Hizo lo que su padre le dijo, llevó juguetes, historietas y también llevó a su mejor amigo, un mono.

Finalmente, el barco se hizo a la mar haciendo una señal con un sonido ¡°tuooooooooooo¡±. El muchacho estaba muy ocupado observando las gaviotas, las olas y los muchos diferentes tipos de peces. El bote iba flotando lentamente sobre el agua salada. Pronto se

Un día, ellos estaban jugando en el cuarto. De repente, el mono tomó el sombrero del muchacho y se fue corriendo. El muchacho lo persiguió hasta la cabina, de la cabina a cubierta; de aquí a allá, finalmente, el mono se subió hasta el mástil principal. El muchacho lo siguió persiguiendo muy de cerca y dijo: ¡°Ahora puedo agarrarte¡±. Cuando lo iba a alcanzar se le escapó de las manos, y el mono siguió subiendo. Entonces el muchacho siguió subiendo también, sin darse cuenta de qué tan

En ese momento un marinero que estaba trabajando en cubierta, vio al pobre muchacho. ¡°¢®Oh no! es el hijo del capitán¡±. Gritó el marinero. ¡°¢¯Quien se puede subir?¡±. Los marineros estaban haciendo un gran escándalo por este asunto. El muchacho estaba perdiendo lentamente la fuerza en sus brazos, pero todavía se sostenía firmemente. Por otra parte, él sabía que él moriría si se soltaba del mástil. Un marinero

¡°Su hijo está en la parte superior del mástil¡±, le respondió el marinero.

El salió y vio que su hijo estaba temblando y llorando de miedo: ¡°¢®Papi!, ¢®Papi!¡±.

¡°¢¯Cómo sucedió?¡±, preguntó el capitán frustrado. Uno de los marineros le dio todos los detalles de lo que había sucedido. Después de haberlo escuchado todo,

¡°¢®Uno!¡±, el capitán comenzó a contar. ¡°¢®Dos!¡±, el capitán miró al muchacho con temor. ¡°¢®Tres!¡±. En ese momento, el muchacho soltó sus manos y pateó el mástil tan duro como pudo, y cayó al agua. Los marineros lo esperaban allí y lo rescataron del agua.

¢®Mis amados amigos! No estoy tratando de perturbar su corazón ésta noche. Por favor, dense una oportunidad de pensar sinceramente sobre su vida cristiana una vez más.

La gente ayuna, hace mucha oración y aun toman nuevas decisiones cada año nuevo, pero ¢¯saben qué? La vida cristiana es algo verdaderamente difícil. Si ustedes le preguntan a un taxista: ¡°Disculpe, ¢¯usted cree en Jesús?¡±, él le dirá: ¡°No me diga nada de Jesús. No tengo tiempo de creer en Él¡±.

Si ustedes le pregunta a un oficial de policía: ¡°Oficial, ¢¯usted cree en Jesús?¡±, él le contesta: ¡°Estoy muy ocupado y no tengo tiempo de ir a la iglesia¡±.

¢¯Y qué si le preguntan a un médico?: ¡°Señor,¢¯usted cree en Jesús?¡±. Él podría responder: ¡°¢®Caramba!, ¢¯por qué estudié para doctor? Siempre tengo que relacionarme con pacientes amargados, aún en un día tan bonito como hoy. Hace un clima muy agradable para ir a un día de campo. Sabes, me gustaría creer en Jesús, pero no podría¡±.

¢¯Y qué tal si le preguntan a un soldado?: ¡°¢¯Usted cree en Jesús?¡±. Él podría contestar: ¡°Tenemos nuestros reglamentos en el ejército y estoy muy ocupado haciendo todo tipo de trabajos, así que yo creeré en Él después¡±.

¢¯Y a un hombre de negocios?, ¡°Señor ¢¯usted cree en Jesús?¡±. El contestará: ¡°Déjeme ganar algún dinero y que se casen mis hijos. Después de esto yo iría a la

La mayoría de la gente cree que no son capaces de creer en Jesús por sus malos hábitos; por ejemplo: ¡°no puedo creer en Jesús porque tengo problemas de

Como les dije anteriormente, yo estuve ministrando a unos aviadores de una base de la fuerza aérea. Había muchas almas y yo les pregunté: ¡°Amigos, levanten su mano si creen que es difícil creer en Jesús¡±. Y muchas almas lo hicieron.

Les dije: ¡°¢®Aquí está el comandante junto a mí!¡±. Y cortésmente le pedí al mayor Park, el comandante, que se pusiera en pie.

¡°¢®Mayor! ¢¯Podría ponerse de pie, por favor?¡±. Así que se paró delante de los aviadores, y yo les pregunté: ¡°Ahora, por favor, levanten su mano si ustedes piensan que es difícil creer que el comandante es el mayor Park¡±. Nadie levantó la mano. Así que yo pregunté: ¡°No es difícil creer que él es su comandante: entonces, ¢¯por qué es tan difícil creer en Jesús? ¢¯Es porque Jesús no es mejor que el comandante?¡±.

¢¯Ven? como no entendemos el concepto de creer en Jesús, es por eso que es tan difícil creer en Jesús.

¢®Amigos! Estoy tan contento de que yo pueda creer en mi esposa. Pero eso no lo puedo decir porque mi esposa sea bonita o una persona sobresaliente. Estoy muy contento también por poder creer en mis hijos; si no creyera en ellos, siempre estaría preocupado por ellos.

Creer en Jesús es tan cómodo y una cosa muy fácil de hacer. Jesús dijo en San Mateo 11:28: ¡°Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os

Frecuentemente yo hago este tipo de pregunta: ¡°Si usted hiciera todo de acuerdo con la Palabra del Señor, tal como orar diligentemente, diezmar regularmente, guardar el día del Señor, y no cometer pecados por confiar y creer en el Señor, entonces, ¢¯irán ustedes al cielo?¡± Ustedes me podrían contestar: ¡°Todo el mundo lo sabe¡±.

Pero mi amigo, ¢¯esto es posible? El que entre ustedes pueda cumplir todas las leyes de Dios levante la mano en alto. Vamos a ver ¢¯quién nunca ha dejado de dar alguna vez el diezmo, ni siquiera una sola vez en su vida? Levante la mano el que nunca haya dejado de ir a la iglesia ni un solo domingo en toda su vida. Levante la mano el que nunca haya mentido. Levante la mano el que nunca haya odiado en toda su vida. Levante la mano el que nunca haya pensado en cometer adulterio en toda su vida.

¢®Miren amigos! Nosotros somos personas incapaces de alcanzar el nivel de Dios. Somos exactamente como el muchacho que se agarraba del mástil fuertemente

Amados amigos, esta noche, si ustedes quieren tener una verdadera vida de fe, Dios, Jesús y el Espíritu Santo quieren hablarle sinceramente a su corazón. La manera del Señor, que está secretamente escondida en la Biblia, es totalmente diferente a los pensamientos que ustedes tienen. Si ustedes comprenden el secreto de la Biblia, es fácil limpiar sus pecados. Es muy difícil para mí limpiar mis pecados, pero es muy fácil cuando voy delante de Dios y Él limpia mis pecados. Es muy difícil para mí

Por lo tanto, me gustaría compartir la Palabra de Dios. Permítanme referirme a esto al leerles el versículo de II Reyes 7:1: ¡°Dijo entonces Eliseo: Oíd Palabra de Jehová: mañana a estas horas valdrá el seah de flor de harina un siclo, y dos seahs de cebada un siclo, a la puerta de Samaria¡±.

En la época del Antiguo Testamento, Israel fue atacado por el país de Siria. Así como la China comunista tiene la gran muralla de China para protección contra sus enemigos, Israel solía tener la ciudad de Samaria cercada de una gran muralla alrededor de la ciudad. Cuando Israel pensó que ya no había esperanza para ganar la lucha, ellos cerraron el portón. No era como hoy en día. No había misiles ni bombas atómicas así que no había manera de abrir el portón cuando estaba cerrado. Los soldados sirios sitiaron el castillo y estuvieron esperando hasta que los israelitas estuvieran agotados y se rindieran.

Cuando los israelitas levantaron el muro para protección solamente lo construyeron alrededor de la ciudad, pero no incluyeron terrenos agrícolas. Por lo tanto, hubo una gran hambre en la ciudad después de pasado un año. Ellos enfrentaban un serio problema de hambre. Era tan serio que podemos ver en la Biblia que las mujeres jóvenes se comían a sus hijos, porque no podían soportar el hambre. Esto sale en II Reyes 6: 28-29. Una mujer no se podía comer el hijo sola, entonces conspiró con su vecina: ¡°Comamos a vuestro hijo hoy y comeremos el mío mañana.¡± Al día siguiente, después de haberse comido al primero, la vecina fue a casa de aquella mujer pero ella escondió a su hijo y no lo daba. Los israelitas estaban en una horrible situación.

Y un día Eliseo, el profeta, el siervo de Dios, dijo: ¡°Oíd Palabra de Jehová: Mañana valdrá el seah de flor de harina un siclo, y dos seahs de cebada un siclo a la puerta de Samaria¡± ( II Reyes 7:1). Esto quiere decir que el precio del grano será mucho más bajo en los siguientes días comparados al precio que solía valer en la época del hambre.

Hace mucho tiempo en Corea también hubo una gran hambruna. En aquella época no había medios de transporte desarrollados como ahora. Como Corea es una

En el mismo tiempo vivían leprosos fuera de la ciudad. Por causa de la ley ellos no podían vivir en la ciudad. Sus familiares solían llevarles alimento y ropa cada mañana pero por la gran hambre ellos no podían llevarles nada. Por esta razón, la mayoría de los leprosos habían muerto, solamente quedaron cuatro leprosos. Estos cuatro leprosos se decían entre sí: ¡°¢®Escuchen! Nuestros compañeros murieron, nuestros primos murieron de hambre; ahora pues, ¢¯quién sigue? Ustedes y yo vamos a morir tarde o temprano. ¢¯Nada más vamos a esperar hasta morir aquí? Aunque fuéramos a la ciudad no podríamos conseguir nada. ¢¯Por qué no nos vamos al campamento de los Sirios para ser capturados y si nos matan, moriremos. De todos modos es mejor que esperar a que nos llegue la muerte¡±. ¢¯Está bien? Los otros contestaron: ¡°Nos parece bien, vamos¡±.

Se dirigían hacia las tropas de los sirios. ¢®Sí! Paso a paso ellos iban caminando hacia las tiendas de los sirios. Estaban críticamente heridos. Algunos de ellos habían perdido una pierna, otros habían perdido algunos dedos, etc. A la hora del crepúsculo, ellos resbalaban y caían; no podían caminar fácilmente, porque estaban cansados y tenían hambre.

Dios usó esta miserable marcha para hacer unos efectos de sonido grandiosos. El sonido de la caída de los

Así que, cuando los leprosos finalmente llegaron allí, los sirios ya se habían alejado completamente Los leprosos no vieron ninguno de los soldados. Había

¢®Amigos! Esta historia nos cuenta el secreto de la vida espiritual; cómo regalar de la abundancia de los ricos a las personas cuyos espíritus aún no están vivos, sino muertos. La razón por la que esta historia está en la Biblia es para hablarnos sobre nuestro malo y perverso corazón. Por causa de él es que nuestra vida espiritual estaba enfermando, desapareciendo y muriendo. Aunque comíamos de la Palabra de Dios, no crecíamos

Pasé mi niñez en las cercanías del río Nakdong. Mi padre tenía una gran plantación de maníes. Cada año en otoño los comíamos de muchas maneras, fritos, hervidos, entre el arroz, crudos, etc. Cuando iba a la escuela, siempre llevaba muchos maníes en mi ¡®lonchera¡¯, y por eso yo tenía muchos amigos. Yo tenía muchos maníes, ¢®eran tan sabrosos! Pero si ustedes se comen un maní acabado de sacar de la cáscara, no sabe bien. Al maní debe quitársele la piel que cubre la semilla. Ustedes deben quitarle la piel para saborear la semilla. Es lo

¢¯Alguna vez han comido ustedes nueces? ¢¯Sabían qué cuando se corta una nuez del árbol al principio tiene un olor desagradable? Pero si ustedes rompen la nuez la semilla sabrá muy rica al comerla. ¢®No solamente esto! Cada estación de otoño, los niños en Corea generalmente van debajo de un nogal. Cuando un capullo de castaña cae sobre los niños, aunque los lastima y les duele, ellos están prestos a soportar dolor por recoger las nueces. ¢¯Sabe usted por qué están dispuestos a soportar dolor? Porque ellos han probado las deliciosas nueces que están todavía dentro de la cáscara ¢¯Qué tal si usted tuviera que morder la cáscara de la nuez? Usted se lastimaría la boca y no podría comer nada ese día.

Como ustedes ven, la pulpa de la nuez es muy sabrosa pero la cáscara no. La Palabra de Dios es exactamente igual ¢¯sabía usted? La Palabra de Dios también tienen una parte interna y otra externa. Si ustedes no comen la parte interior y solamente comen la parte exterior usted podría decir: ¡°La gente dice que la Palabra de Dios es deliciosa, pero ¢¯por qué me causa tanto sueño?¡±.

Cuando viajamos en carro, mi esposa siempre se duerme. Yo creo que sería mejor convertir nuestro carro en un dormitorio y luego dormir allí, ¢®porque mi esposa duerme mejor en el carro que en la casa! De vez en cuando tengo que viajar lejos con mi esposa, pero ella generalmente se empieza a dormir tan pronto el carro se pone en marcha. Yo también solía dormirme mucho, pero no tanto como mi esposa. ¢¯Saben ustedes cuándo me dormía yo? Cuando leía la Biblia. Esto no sólo me pasaba a mí, sino también a mucha gente. Alguna gente dice: ¡°Entre más Biblias se venden, menos se venden las pastillas para dormir¡±. Yo no solía quedarme dormido fácilmente pero cuando leía la Biblia, caía en un sueño tal, que no sabía si estaba leyendo hebreo, o algunas palabras en griego. Ustedes se podrán reír, pero muchos de ustedes son como yo era antes. No los conozco bien pero, ¢¯tengo razón al decir que se duermen cuando leen la Biblia? ¢¯Cuál es la razón para estar soñolientos cuando ustedes leen la Biblia, la carta de amor que dice que Dios los ama? La razón es que ustedes ven nada más la parte externa pero no han probado la interna. Ustedes no conocen el significado espiritual, así que ustedes nada más la creen sin saber lo que significa. Mucha gente dice ¡°es una bendición creer en la Biblia¡±, sin entenderla. Ahora, amigos, creamos en la Biblia, en la Palabra de Dios no sin entenderla, sino entendiéndola,

Muchas gracias Pastor Byung Seok Woo por invitarme a esta conferencia evangelística ¡°El perdón de los pecados y como nacer de nuevo¡±. Digamos que yo voy a Seúl después de terminar esta conferencia. Desde allí le envío una carta al Pastor Byung Seok Woo de esta manera:

¡°Querido Pastor Byung Seok Woo, le doy las gracias por todo lo que hizo usted durante la conferencia en Pusán. Saludos a los hermanos y hermanas en Cristo. El viento está soplando fuertemente, lo suficiente para hacernos sentir que es el otoño. Las flores han brotado por doquier y el cielo está azul en Seúl. Como el otoño es la estación para leer libros, nosotros leemos la Biblia cada vez más y más. Hermano Pastor, le invito a la fiesta de cumpleaños de mi esposa el 30 de octubre. Por favor venga, prepararé algunos alimentos deliciosos para comer, ¢®por favor venga!¡±.

Un par de días después mi hermano Woo recibe la carta y la lee. Su esposa que está a su lado le pregunta: ¡°¢¯de dónde es esa carta?¡±. ¡°Oh, esta carta es del Pastor Park¡±, le responde el pastor Woo. ¡°¢¯Qué dice?¡± le pregunta la esposa de Woo. ¡°Él dice que las flores del otoño ya brotaron en Seúl¡±. ¡°¢¯Qué más dijo?¡±. ¡°Que hay unos vientos muy fuertes en Seúl¡±, le responde el Pastor Woo.

Mis amigos, si yo le escribiera una carta a él como

De igual manera, aunque ustedes se memorizaran la Biblia, Nuevo y Antiguo Testamento, y la teología estructural; si ustedes no conocen las palabras clave de lo que Dios realmente nos quiere decir, entonces ustedes son exactamente igual que las personas que no conocen nada de la Biblia. ¢®Escuchen! La Biblia parece como un libro de historietas o un libro de la historia de Israel, pero en ella está el amor de Dios hacia nosotros.

Digamos, que yo voy a su casa un día. Ahí usted está recogiendo papas en el campo. Yo llego con mucha hambre por los días que viajé sin alimentos. Por causa de mi reputación y por mi dignidad yo no podría pedir papas. Yo le digo: ¡°¢®Oh, ustedes tienen unas magníficas papas!¡±. ¡°¢¯Usted cree, Pastor?¡±. ¡°Las papas son sabrosas cuando se cocinan al vapor¡±, le digo yo. ¡°¢®Claro que sí!¡±, me podría contestar usted. ¡°A mí me han gustado las papas desde que era joven¡±, digo yo. ¡°¢¯De verdad?, ¢®a mí también! Nuestras papas realmente son buenas, ¢¯no cree usted? Muy bien, entonces ¢¯porqué no entra en la casa y descansa?¡±. Si él me hablara de esta manera, ¢¯entendió mi corazón? No. Él no conoció mi corazón.

Mis amigos, yo no le pedí papas pero cuando dije ¡°son deliciosas cuando se cocen al vapor y luego se comen, y a mí me gustan mucho las papas, y se ven buenas¡±, él se tenía que haber dado cuenta de lo que yo realmente quería. ¢¯No lo creen ustedes así? Yo no dije que me cocinaran esas papas para mí pero dije unas

Un hombre que se enamora de una muchacha por primera vez en su vida, no podría decirle ¡°te amo¡± porque es tímido. Así que él anda rondando cerca de ella, entonces ella llega a darse de cuenta que le gusta a él, ¢¯cierto?

Dios nos ama y nos lo dice por medio de nuestras experiencias. Nos da a entender de su gran amor y de su voluntad, la cual rotundamente desconocemos.

Si no encontramos lo que Él quiere que hagamos en la Biblia, somos personas que no conocemos la voluntad de Dios -aun si nos aprendemos de memoria todos los versículos de la Biblia- por lo tanto, es importante saber por qué Él escribió su palabra en la Biblia e investigar qué es lo que está tratando de decirnos.

Entonces amigos, ¢¯qué es lo que Dios quiere decirnos a través de los versículos que hemos leído? Esos son los pasos para predicar el evangelio que puede salvar a la gente que está perdida. Si Dios nos dejara solos, así como los israelitas que estaban en Samaria, moriríamos. Digamos que no es el problema de los israelitas sino el nuestro.

¢¯Hay alguna persona que no pueda estar delante de Dios a causa de sus pecados, a pesar de ser listo, bien educado, que haga buenos negocios, o que sea sano físicamente? ¢¯Hay alguna persona que esté luchando con los pecados que han estado escondidos en el corazón durante mucho tiempo sin limpiar, a pesar de ir al templo, leer la Biblia, y hacer mucha oración? Quien sea así ciertamente va a morir. Por más que haga, dé diezmo, nunca falte el domingo al templo, y haga buenas obras, no podrá ir al cielo si tiene pecado.

Dios creó el universo y la tierra. Dios hizo el jardín del Edén. Pero el mundo se corrompió y cayó en pecado ya que el pecado entró en el jardín del Edén. Dios no quiere tener pecado en su nuevo mundo: el Cielo.

Yo vine aquí a Pusán por avión desde Seúl. Cuando llegué al aeropuerto de Seúl, los oficiales de policía me pidieron que les ayudara a localizar mis maletas. Ellos querían saber si yo era un espía de Corea del Norte que estaba tratando o no de hacer

¡°¢¯Qué hay en la bolsa?¡±, me preguntó un oficial. ¡°Oh, hay una Biblia¡±. Entonces me dijo: ¡°Por favor pase, señor¡±. Ellos tienen que revisarnos para saber si somos

¡°Señor, ¢®pero yo siempre daba el diezmo!¡±, dirá el pecador.

¡°Aunque usted lo haya hecho no puede entrar¡±, Dios dirá.

¡°¢®Oh no! Yo le ayudé a mucha gente pobre¡±, dirá el pecador.

¡°No, no puede entrar¡±, Dios dirá.

¡°También oré 100 días continuos¡±, dirá el pecador.

¡°Ya dije. Usted no puede entrar¡±, Dios dirá.

¡°También estuve a cargo de un orfanato¡±, dirá el pecador.

¡°Aún así. No puede entrar¡±, Dios dirá.

Tampoco entran los sobornadores, ni los que tengan buenos antecedentes, ni los astutos, ni la gente que viene de familias de renombre, o lo que sea. Si usted tiene pecados, usted no puede entrar en el reino de los cielos. Mucha gente se engaña a sí misma pensando: ¡°yo creo en Jesús tanto que Él me permitiría entrar aunque yo tuviera algunos pequeños pecados. Él no me detendrá de que yo entre al cielo. Él es Dios de amor¡±. ¢®No invente! Dios es Juez justo también. No se equivoque. Él es un Dios de imparcialidad. Él no le permitirá a usted que es un pecador entrar en el cielo, y enviar a otro pecador al infierno, al lago de fuego. De manera que Él simplemente no le permitirá a ningún pecador entrar al cielo. Por causa de esta razón, Dios envió a su único Hijo para limpiar nuestros pecados.

Al dirigir la congregación yo siempre les pregunto muy sinceramente a los miembros de mi iglesia si son cristianos nacidos de nuevo o no. ¢¯Sabe usted por qué lo hago? Porque yo era igual que uno de ellos, que todavía sufren del pecado. La razón por la que yo voy a las prisiones a predicar el evangelio es porque yo pienso que yo podría ser prisionero si no fuera por Jesús. Siempre les digo que yo tampoco soy una persona buena, y que no es que yo haya cometido menos pecados que ellos como para no estar allí.

Yo era malo y lujurioso. Tenía muchos pensamientos malos en mi corazón. La razón por la que yo estoy aquí esta noche es por Jesús. En una ocasión yo tenía

Por causa de esto, iba con muchos pastores para preguntarles: ¡°Pastor, ¢¯cómo puedo limpiar mis pecados?¡±. Y siempre me decían: ¡°Arrepiéntete¡± y me

Dice así: ¡°Si confesamos nuestros pecados¡±,¢¯correcto?

Mi amigo ¢¯qué son los pecados? Robar, mentir, matar, violar, ¢¯son estos pecados? No, estos no son pecados. Mi amigo, ¢¯qué es la lepra? Si los dedos se caen, las cejas también y si la nariz está deformada, entonces ¢¯esto es lepra? No, absolutamente no. Estos son los síntomas de la lepra, no la lepra misma. ¢¯Qué es la tifoidea? ¢¯Es tener fiebre o que se le caiga el pelo? No, esto no es la tifoidea. Estos son los síntomas de la tifoidea cuando están en el cuerpo. Si a usted le da catarro, entonces usted tiene escalofríos, le da tos y tiene mucosidad, pero esto no es catarro, en sí, estos son los síntomas del catarro.

El pecado y los síntomas del pecado son totalmente diferentes entre sí. Robar, matar, violar o adulterar son los síntomas del pecado. Siempre pasa cuando usted tiene pecado, ¢¯entendido? Si usted no adultera, roba, etc¡¦ entonces ¢¯usted no tiene pecado? ¢®No! esas personas tienen pecado, pero los síntomas todavía no se muestran. La Biblia nos habla acerca de la lepra como pecado en muchos versículos.

La gente dice que se sabe que se tiene lepra, después de 3 años de haberla adquirido. O sea, se muestra a los 3 años. Un día, si un hombre nota una señal de lepra, entonces él es leproso desde ese día ¢¯verdad? No, él ya era leproso pero se le acaba de manifestar en su cuerpo. Antes de que se manifestara ya era leproso.

De la misma manera, la Biblia dice que ustedes son pecadores, aunque no odien a nadie, no cometan adulterio, no asesinen, ni tampoco roben. ¢¯Entienden? No sé por qué, pero alguien podría decir: ¡°Pastor, no diga pecador, pecador, una y otra vez. No haga eso¡±.

Un día un hombre me llamó y me dijo:

¡°Pastor, ¢®me gustaría conocerlo!¡±.

¡°¢®Sí, como no, por favor venga!¡±. Y le di mi domicilio.

¡°Pastor ,esta es la novena vez que he estado en la cárcel y acabo de salir. Así soy yo¡±.

¡°Pastor, déme algo de dinero¡±. Me pidió cortésmente, pero amenazante.

¡°¢¯Usted sabe quien soy?¡±, le pregunté.

¡°Usted es un pastor¡±, él me dijo.

¡°¢¯Qué hace un pastor?, ¢¯regala dinero?, ¢¯es una persona que regala alimento?¡±, yo le dije.

¡°Absolutamente, no¡±, yo continué.

¡°El pastor es una persona que le da a usted alimento espiritual¡±. Siéntese aquí, por favor. Por supuesto, es importante que yo le dé dinero a usted para ayudarlo,

¡°¢®Pastor, yo conozco todo esto!¡±.

¡°¢®No diga pecador, pecador una y otra vez!¡±.

¡°¢®Bueno!¡± Yo no quiero decir eso, pero usted tiene que ser libre de pecado¡±, le dije.

La mayoría de la gente tiene pecado. Robar, mentir, cometer adulterio, y matar no son los problemas, pero la característica que hace que ustedes hagan estas cosas es el problema. ¢¯Se sienten ustedes bien cuando escuchan a una persona murmurar de alguien a quien ustedes odian? ¢¯Se emocionan ustedes cuando oyen

De la misma manera, si ustedes son leprosos, sus dedos y sus cejas se están cayendo. Y si ustedes tienen fiebre tifoidea, ustedes perderán su pelo. Es natural odiar a alguien, matar, cometer adulterio y robar cosas por causa de la enfermedad de la naturaleza del pecado. ¢¯Pueden ustedes curar a un paciente con fiebre tifoidea al bajar solamente la temperatura? Si un leproso cubre sus dedos con vendas ¢¯puede prevenir que se le caigan? ¢®No! Ustedes deben curar su enfermedad. Mis amigos, ¢¯entienden lo que quiere decir?, por favor llévense los casetes a su casa y escúchenlos una vez más para que les ayuden a entender.

Miren, ¢®mis amigos! el pecado y las transgresiones son totalmente diferentes. Si ustedes robaron, mintieron, mataron y violaron, entonces ustedes cometieron transgresiones pero no cometieron pecado. En la Biblia, los pecados están claramente separados de las transgresiones: ¡°Si confesamos nuestros pecados¡±, hablamos de confesar nuestros pecados, no nuestras transgresiones.

Y si un espía se entrega a la autoridad, de acuerdo con la ley, será libre de castigo, él vivirá libre. El gobierno le da un lugar para vivir y un empleo para trabajar. Si yo soy espía, ¢¯cómo puedo entregarme a la autoridad? ¢¯Debería yo decir: ¡°Señor, yo planeé volar un puente. También planeé matar al presidente. Planeé espiar para conseguir un secreto militar. Por favor perdóneme...¡±?

Obviamente, esta no es la forma de rendirme ante un Oficial de Gobierno. Los casos anteriores son los resultados de ser espía; si quiero rendirme a la autoridad, todo lo que necesito decir es: ¡°Soy espía¡±. Así que, antes que nada tengo que recibir el perdón del pecado. Entonces todos los otros detalles que ustedes han planeado serán perdonados también. Al confesar: ¡°Soy espía, se me ordenó que viniera acᡱ, nosotros deberíamos arrepentirnos. ¡°Soy un hombre de naturaleza pecaminosa¡±, esta es la forma correcta de confesar, y no solamente admitir la falta cometida.

Había una vez un rey llamado David en el Antiguo Testamento. Un día, David cometió adulterio con la esposa de uno de sus siervos. Y para esconder su aventura, él mató al esposo de ella. Después, David tuvo remordimiento de este pecado y su sufrimiento era tan grande para soportarlo, que él se arrepintió al Señor. ¢¯Usted sabe cómo se arrepintió?

¡°Padre que estás en los cielos, paseaba por el terrado de mi palacio y vi una hermosa mujer, me la llevé a mi palacio y dormimos juntos, ella se embarazó de

Veamos Salmos 51:5: ¡°He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre¡±. Él no se arrepintió del pecado que él cometió, pero él se arrepintió porque él era un hombre que había nacido pecador básicamente, por lo tanto, lo único que él hizo fue cometer transgresiones. Soy un hombre pecador por naturaleza. Mis amigos, el arrepentirse de las consecuencias del pecado es totalmente diferente del arrepentimiento de ser pecador por naturaleza.

Si un hombre me pregunta: ¡°¢¯Puede usted manejar?¡±, yo no diría: ¡°No, yo no sé cómo usar las señales para dar vuelta o no soy muy bueno para detener el vehículo. O no sé cómo cambiar de carril, ni tampoco sé como dar una vuelta en ¡°U¡± y tampoco soy bueno para manejar en carretera¡±.

Si no sé manejar, simplemente digo eso: ¡°no sé manejar¡±.

Mis amigos, ¢¯no lo creen así? Si yo lo puedo hacer todo bien, excepto usar las señales para dar vuelta, luego digo: ¡°No soy bueno para usar el pedal de frenos¡±, entonces quiere decir que yo puedo hacer todo bien, excepto pisar bien el pedal de frenos.

Nuestros pecados son justamente así. Si usted no cometió pecado excepto odiar a otras personas, entonces usted simplemente diría: ¡°Yo odié a otros¡±, y entonces esto sería una buena confesión. ¢¯Entiende? Pero como estamos llenos de maldad, y básicamente estamos arraigados en el pecado, somos hijos del pecado. Nos esforzamos por no cometer pecado pero fracasamos por causa de nuestra naturaleza pecaminosa.

Por lo tanto, usted necesita tener un corazón nuevo que no le permita cometer pecados. Una persona que trata de vivir una vida cristiana sincera y de vivir una vida sin cometer pecados, pronto se da cuenta de que es imposible vivir sin cometer pecados. Pero una persona que vive una vida cristiana a medias, piensa: ¡°No cometeré pecado si me esfuerzo mucho¡±. Pero una persona que sinceramente trata de servir al Señor, una persona que hace un esfuerzo por no pecar, se da cuenta de que no puede hacerlo; por lo tanto, deja de hacer esfuerzos y dice: ¡°Ya no puedo hacer esto¡±. Esto es lo que dice en I Juan 1:9, como nacimos pecadores; si nuestro pecado fundamental es perdonado, entonces todos los demás pecados serán perdonados automáticamente.

Mis amigos, cuando una autoridad perdona a un espía que se entrega, ellos no dicen: ¡°Lo perdonamos por ser espía, pero no podemos perdonarlo por andar espiando en nuestra tierra¡± o ¡°le podemos perdonar porque es espía, pero no porque trate de matar a nuestro presidente¡±. Por ejemplo, cuando se perdona al espía, se le perdona no sólo lo que ha hecho, sino lo que planeaba hacer también. Por lo consiguiente, en el versículo I Juan 1:9: ¡°Si confesamos nuestros pecados¡¦¡±, estas palabras no quieren decir que deberíamos arrodillarnos y confesar nuestras malas obras. Lo que significa es que debemos decir: ¡°Señor, aunque trate, no funcionaría porque soy fundamentalmente pecador. Por favor, sálveme, Señor¡±.

Entonces todo pecado será perdonado por el Señor. Mucha gente no sabe esto, y mal entienden la Biblia y solo se arrepienten desconociendo lo que dice la Biblia. Algunas personas escriben sus pecados en un cuaderno y luego los queman, realmente no saben qué hacer con sus pecados. ¢¯Dónde dice la Biblia que todos sus pecados serían quitados si usted quema una hoja de papel con una lista de ellos? La gente se interesa si alguien le dice que puede perdonar pecados, porque ellos quieren ser limpiados de sus pecados.

Hoy día muchos líderes religiosos engañan a los creyentes con este asunto de limpiar pecados. Los líderes de la iglesia romana han dejado una marca histórica en el pasado. Sabemos muy bien de la historia de la venta de indulgencias para la gente que quería ser limpiada de sus pecados, y eran engañados para que las compraran diciendo: ¡°Si usted compra estas indulgencias usted puede ir al cielo¡±. Esto nos dice que ellos no sabían cómo podían ser perdonados sus pecados. De igual

¢®Mis amados amigos! Yo no sé cuánto tiempo ustedes han estado asistiendo a la iglesia, pero ¢¯saben exactamente cómo ser limpiado de sus pecados? ¢¯ Ustedes saben cómo limpiar sus pecados y que queden tan blancos como la nieve? No es creer en Jesús vagamente y esperar que sus pecados sean limpiados. Los pecados deben ser limpiados completa y exactamente.

¡°¢®Feliz el día! ¢®Feliz el día! Cuando Jesús limpió mis pecados...¡±. Igual que este himno, ustedes deben tener este día una vez en su vida, el día de redención. Ustedes necesitan tener este día, si no lo han tenido. El Espíritu Santo no puede entrar en su corazón, porque sus pecados lo han separado a usted de Dios. Si ustedes no tienen el Espíritu Santo en su corazón, su vida cristiana será difícil de manejar aunque ustedes traten de hacer lo mejor. Si ustedes se esfuerzan en su vida cristiana, las cosas marchan bien aparentemente; y, si no, su vida cristiana no funciona. Esto es porque ustedes no tienen un ayudante, el Espíritu Santo en ustedes.

Bueno, yo era una persona así y sufría por mis pecados, pero ya fui perdonado de mis pecados para siempre en 1962, por la Gracia de Jesús. Desde entonces, Jesús ha estado conmigo. Mi forma de pensar ha sido cambiada muchas veces y yo había perdido la fe y caído muchas veces, pero Jesús ha sido fiel conmigo y nunca me ha abandonado, por lo tanto yo soy más feliz, conforme pasa el tiempo. Ahora Jesús vive en mí. Yo soy una persona que naturalmente comete pecados, pero desde que confié mi vida en manos de Jesús, Él se encarga de mis pecados.

Yo tengo un hijo que está en sexto grado. Él siempre ha querido ayudarme con mi trabajo. El invierno pasado tuvimos una fuerte nevada. Yo tenía que ponerle llantas especiales a mi carro y le pedí a mi hijo que lo hiciera:

¡°Hijo, ¢¯podrías cambiarme las llantas?¡±, le pregunté.

¡°Sí, papᡱ, me respondió.

Le ayudé a apretar las tuercas, y él hizo un buen trabajo. Quizá, como sabía cambiar la llanta, él pensó que también podía manejar también, pues él me pidió que le permitiera manejar.

¡°¢®Papi! ¢¯Puedo manejar el carro solamente una vez, por favor?¡±, él preguntó. ¡°¢®No!¡±, le dije.

¡°¢®Papi! Solamente esta vez, por favor...¡±, él me pidió otra vez.

Yo realmente quería llevarlo a un campo abierto para que manejara el carro. Él pensó que era fácil manejar un carro porque yo lo manejaba fácil. En su opinión, él creía que podía manejar un carro, pero yo sabía que no lo podría hacer, por lo tanto no lo dejé manejar.

No nos conocemos a nosotros mismos; así que cuando tratamos de no cometer pecados, los cometemos. Mis amigos, la única forma de superar los pecados, es simplemente no resistiéndolos. Jesús no puede ayudar a una persona que se esfuerza por superar sus pecados, pero Él ayudará a la persona que se arrepiente y se da cuenta de que no puede vencer los pecados. En efecto, no luche contra los pecados.

De cualquier manera, tengo muchas cosas que contarles, pero el tiempo pasa muy rápido cuando hablo de la Biblia. Déjenme hablar un poquito más.

Había una vez en África un jefe, él pasaba por una

¡°¢®Niños! ¢¯Qué hacen?¡±, él preguntó sorpresivamente.

¡°¢®Oh! Este es un cachorro de leopardo. Mi papá lo agarró en la selva. El muchacho contestó con orgullo.

¡°¢®No! ¢®Niños!, no jueguen con el leopardo¡±, les dijo bruscamente.

¡°Pero este es diferente que los otros¡±, dijeron.

¡°¢¯Cómo que es diferente?¡±, preguntó curiosamente.

¡°Solamente se le ha dado sopa. Nunca le hemos dado carne. Por lo tanto es dócil y tierno¡±, contestaron con seguridad.

¡°¢®No! ¢®Niños! Ahorita es manso pero cuando crezca cambiarᡱ.

¡°Un leopardo es un leopardo. No quiero oír más sobre este leopardo. Debe ser matado¡±, gritó el jefe.

¡°Pero ¢®Señor! Este leopardo es tan manso ¢®mire!¡±, ellos suplicaron, y como ellos le suplicaban insistentemente, él permitió que se lo dejaran. Este creció a su

El leopardo creció hasta ser un macho adulto. Un día, como uno de tantos, se fueron a la selva con el leopardo y tres niños iban con él. Uno de ellos cayó en un risco dando gritos, los otros dos fueron tras de él

¢®Mis amigos! Ustedes parecen ser de buena naturaleza, y también parecen ser santos y hermosos. Pero todos nosotros somos de naturaleza pecaminosa que está escondida en nuestro corazón. El señor dice que nuestra naturaleza pecaminosa, que está escondida en nosotros tiene que ser cortada, en vez de tratar con las consecuencias del pecado, como robar o mentir. Él dice que ustedes deben estar libres de la naturaleza pecaminosa. Jesús no vino solamente a limpiar sus pecados, sino para librarnos de la naturaleza pecaminosa. Jesús fue crucificado en la cruz para librarnos del pecado, y también nos liberó dando su sangre. Y aunque ustedes digan que creen y que aún no son libres de pecado, entonces, ustedes todavía son esclavos del pecado. Y aún tienen que luchar contra el pecado y también tienen que sufrir a causa de él.

II Reyes 7:1, ¡°Dijo Entonces Eliseo: Oíd Palabra de Jehová: Así dijo Jehová: Mañana a estas horas valdrá el seah de flor de harina un siclo, y dos seahs de cebada un siclo, a la puerta de Samaria¡±. Pero el príncipe del rey les dijo a los siervos de Dios: ¡°¢®Ja! ¢®Ja! ¢®Ja! ¢®Hey! No me hagan reír¡±.

Aunque el Señor hiciera ventanas en el cielo ¢¯Cómo podría ser? Todos nosotros moriríamos de hambre. ¢¯Cómo podría ser esto en un día? ¡°Ustedes lo verán, pero no comerán de esto¡±, dijo el siervo de Dios.

Mis amigos, me gustaría hablar de esto. Por favor, pónganme un poquito de atención, hay una forma de que su corazón sea como debe ser, si usted quiere cambiar su vida religiosa, si quiere limpiar su corazón o si quiere renacer. ¢¯Cómo entiende usted cuando escucha la Palabra de Dios? ¡°Mañana a esta hora valdrá el seah de flor de harina un siclo, y dos seahs de cebada un siclo, a la puerta de Samaria¡±. Cuando el oficial escuchó esto dijo: ¡°No tiene sentido, indiscutiblemente es imposible¡±, es algún tipo de cuento que él no podía creer. Y como Dios es poderoso, omnisciente, nosotros absolutamente no podemos entenderlo.

Jesús no nos habló a nosotros solamente con palabras dulces. Yo como pastor me siento mal, porque mucha gente escucha sin discernir. Nadie escucha los sermones de Jesús sin discernir; por esta razón, muchos se ponían furiosos y, no pudiendo soportar su enojo, decidieron matarlo.

En una ocasión, Jesús fue a Caperrnaúm, y predicó la Palabra de Dios, algunas personas que escuchaban la palabra, se levantaron y lo agarraron del cuello, llevándolo a un risco para arrojarlo (Lucas 4:29).

Y un día, cuando el siervo de Dios, Esteban, estaba predicando el evangelio, la gente que lo escuchaba no podía soportar las palabras que decía porque herían su corazón. Así que se cubrían los oídos para no escuchar la Palabra de Dios, crujían los dientes y luego lo apedrearon hasta que murió, diciendo: ¡°Este hombre tiene que morir¡± (Hechos 7).

Cosas similares a estas le pasaron a Pablo, un apóstol de Jesús. La verdadera Palabra de Dios lucha con nuestros pensamientos de muchas maneras. Nosotros

Por consiguiente, aunque escuchemos un sermón, lo aceptamos de esta manera:

¡°¢®Eso está correcto muy bien!¡± y ¡°¢®Hummm... Eso no es correcto! ¢¯Cómo puede hablar así?¡±.

Nosotros, igualmente, lo recibimos de acuerdo con nuestra emoción. Por eso es que la Palabra de Dios no obra en nosotros. La sabiduría de Dios está más allá, el poder de Dios está más allá de nuestra habilidad, y los pensamientos de Dios también están más allá de nuestros pensamientos. Porque las cosas que vienen de Dios no son de este mundo. Las cosas del mundo son totalmente diferentes de las cosas de Dios. Por lo tanto, esto es demasiado para que percibamos o entendamos.

A causa de esto, decimos: ¡°Si el Señor hiciera ventanas en el cielo, ¢¯podría ser esto posible?¡±.

Les estoy hablando a ustedes ahora y lo que digo, si está de acuerdo con sus pensamientos, todos ustedes dirán:

¡°¢®Muy bien! ¢®Sí! Lo que el pastor Park dice está correcto, es un muy buen sermón¡±.

Pero si no está de acuerdo con su corazón, ustedes dirán:

¡°¢®Bueno! Aunque Dios diga...¡±

¡°Aunque Dios dice esto, pero...¡±

¢¯No están de acuerdo conmigo?

Dios no podría hacer su obra, porque usted no puede tomar la Palabra de Dios, si no está de acuerdo con ella.

Ahora había cuatro leprosos a la entrada de la puerta. El oficial no creía en las palabras dichas por Dios: ¡°Mañana a esta hora, habrá abundante cosecha¡±. ¢¯Por qué Dios habría escogido a esos cuatro leprosos? Porque ellos eran personas que no tenían ninguna esperanza. Jesús es nuestra esperanza. Más específicamente, Él es realmente la esperanza para la gente que está desesperada. Quien quiera que tenga su propia felicidad, Jesús no puede darle su felicidad. Quien quiera que tenga su propio gozo, Jesús no puede darle su gozo. Jesús es la esperanza para la gente desesperada; Jesús es el consuelo para la gente que tiene penas; y Jesús es el que libera de la cautividad. El lo puede todo.

¢¯Por qué usó a esos cuatro leprosos para rescatar la ciudad de Samaria? Esos cuatro leprosos no tenían esperanza en el mundo. Yo creo que esas personas que piensan que la tienen en sus vidas religiosas no recibirán salvación esta noche. Más bien, aquellos que piensan que no la tienen, que dicen: ¡°No me puedo

Si el niño hubiera podido bajarse del mástil, su padre no le hubiera dicho tan bruscamente cómo hacerlo. Él estaba perdido, no tenía fuerzas ni sabiduría, él no tenía esperanza, su padre lo salvó a su manera: ¡°Ahora, ¢®arrójate! ¢®Y brinca al océano!¡±. Esta es la forma en la que el padre lo hizo, mientras que la del niño fue la de estar agarrando el mástil. La forma del padre era hacerlo saltar. Hay un contraste entre la obra del padre y la del hijo.

Desháganse de sus propios pensamientos y tómense de Jesús; si ustedes lo hacen, ustedes serán llenos del Espíritu Santo esta noche. Una vez yo tuve una reunión evangelística en un asilo para leprosos llamado ¡°Yuhsoo Aaeyang Wong¡±. El pastor Yang Won Shon solía trabajar allí. Durante la guerra de Corea, el 25 de junio de 1950, un comunista mató al hijo del reverendo Shon. Pero aunque el comunista había matado al único hijo del reverendo Shon, él lo rescató de la ejecución al pedir la petición de perdón; y lo adoptó como a su propio hijo. Como un santo el reverendo Shon construyó una aldea de leprosos y personalmente él les limpiaba las heridas al succionarles la pus con su propia boca y los tenía bien cuidados.

Mientras yo estaba ahí, mucha gente llegó a escuchar el evangelio para limpiarse de sus pecados. Ellos tenían lepra en su cuerpo, pero antes de contraer esta enfermedad, ya habían contraído la enfermedad del pecado en su corazón. Después del sermón, nosotros les pedimos a quienes quisieran ser limpiados diciéndoles: ¡°El que quisiera ser limpiado de pecados, pase adelante¡±. Cientos de personas levantaron su mano y pasaron

Jesús vino para librarnos del pecado. Jesús no quiere que seamos solamente miembros de una iglesia. Jesús no vino a hacernos cristianos carnales. Realmente no vino a hacernos diáconos o ancianos. Jesús vino a liberarnos del pecado para siempre. Solamente aquellas personas que son liberadas del pecado, podrán llegar delante de Dios.

Los cuatro leprosos no tenían manera de sobrevivir, así que platicaban entre sí, sobre cómo podrían hacerle para sobrevivir:

¡°Si nos quedamos aquí vamos a morir¡±.

¡°No hay alimento que nos salve¡±.

El primer leproso dijo enojado:

¡°Aún la gente de la ciudad murió de hambre, no tenemos esperanza¡±.

¡°Cómo pueden darnos alimento cuando ellos se comen a sus propios hijos¡±.

El tercero dijo:

¡°No me puedo acordar cuándo tomé mi último alimento. Hace mucho tiempo¡±, dijo el último.

¡°Antes que fuera leproso, yo era granjero¡±.

¡°Yo solía cosechar camotes en mi rancho en el otoño, y nosotros recogíamos granos y cocíamos el arroz al

Uno de ellos gritó:

¡°¢®Oigan!¡± Dejen de hablar de comida. Me está dando más hambre¡±.

Ellos expresaron sus quejas sobre su vida difícil, solo les quedaba morir. Repentinamente, uno de los leprosos dijo:

¡°¢®Oigan, escuchen! No podemos sentarnos aquí a esperar la muerte. Busquemos una manera de sobrevivir.

¡°¢¯Qué haremos?¡±, se preguntaron entre sí.

¡°¢¯Cuántas opciones tenemos? Ninguna¡±.

¡°No podemos vivir en la ciudad ni aquí tampoco. Entonces, ¢¯por qué no nos vamos a Samaria y simplemente nos rendimos?¡±.

¡°¢®No, eso no! ¢¯Cómo nos vamos a rendir ante nuestros enemigos?¡±.

Es una cosa horrible de hacer. Sin embargo, para rendirse uno, debe cambiar primero la manera de pensar. El rendirse quiere decir desechar los pensamientos de uno y cambiar la dirección aunque no estuviera de acuerdo con su pensamiento. Ellos decidieron tomar un camino diferente con el riesgo de perder su vida.

Dios está buscando hombres como estos cuatro leprosos. Si usted está buscando a Dios a su manera, usted va a fallar. Entonces usted deberá irse por un camino

¢®Escuchen! Ustedes, no se sienten nada más bajo un manzano y abran su boca hasta que les caiga una manzana. Tampoco usted puede decir: ¡°¢®Oh Señor!

Mis amigos, estoy hablando sobre el estado del corazón del que puede ser limpiado. Desechen sus pensamientos y métodos y luego vayan por un nuevo camino, el mismo que Dios proveyó para mí, al cambiar mis pasos hacia una nueva dirección.

Cuando la multitud llegó a Jesús, ellos renovaron su mente: Zaqueo, la mujer adúltera y la samaritana hicieron eso. Por el contrario, la gente que no cambió de manera de pensar cuando escucharon a Jesús, estaban contra Jesús y lo acusaron. Mis amigos, no traten de ser buenas personas en la iglesia; primero cambien su pensamiento, si ustedes no desechan sus propios pensamientos y renuevan su mente, ustedes permanecerán solamente como un miembro más de la iglesia.

En II Reyes 5, Naamán, un general del ejército del rey de Siria, vino a Eliseo para ser sanado de su lepra. Pero Eliseo dijo: ¡°Ve y lávate en el Jordán siete veces¡±. Naamán estaba enojado pensando: ¡°Soy un general del ejército. En realidad yo creía que Eliseo se pondría de pie e invocaría el nombre del Señor su Dios y movería su mano sobre el lugar y sanaría la lepra. ¢¯Cómo? ¢¯Queeeeeé? ¢®Ve y lávate en el Jordán siete veces!¡±. Estaba tan enojado que quería regresar. Si uno no desecha su pensamiento siempre será como Naamán en 2¨£ de Reyes 5:11.

Entre la multitud de gente que vino delante de Jesús algunos se alejaron de él en agonía, otros se alejaron por resentimiento, y otros se oponían contra Jesús; esto

Estos cuatro leprosos desecharon sus pensamientos y cambiaron hacia una nueva dirección. Porque ellos habían sufrido de hambre y estaban enfermos, los dedos de sus manos y de sus pies caían a pedazos; sus cuerpos estaban en terrible condición. Casi no podían caminar y se caían sobre la piedras; cuando iban hacia el ejército sirio, ellos decían: ¡°No vamos a poder llegar, porque nos duelen las piernas¡±. Uno de ellos decía: ¡°¢®Pobre de mí! Ojalá pudiera comer mucho aunque fuera en sueños... Ustedes, amigos, adelántense y sáciense antes de morir¡±.

¡°No, mi amigo, somos amigos. Vamos juntos,¢®Levántate!¡±.

¡°¢®Mira mi amigo, te vas a cansar pronto si me ayudas¡±.

¡°¢®No! Mi amigo, viviremos juntos y moriremos juntos¡±.

¡°No tengo esperanza¡±.

¡°No, aunque muramos pronto, comamos y luego muramos allí¡±. Ellos iban paso a paso hacia las tropas sirias. Ellos se caían y se arrastraban hacia los campamentos sirios. Dios hizo milagros en sus pasos, los ruidos al caer y arrastrar sus piernas llegaron a ser muy grandes, como si hubieran usado unas bocinas gigantes. Y estos sonidos fueron escuchados por los soldados sirios como si fueran los sonidos de un gran número de soldados con caballos y carros con lanzas que venían hacia ellos.

¢®Eso es lógico! desechen sus pensamientos, su método y su voluntad y después vayan al Señor. Entonces, Dios obrará a través de los pasos de ustedes aunque estén cansados, cayéndose y arrastrándose; el poder de Dios será revelado en medio de su camino.

Mis amados amigos de Pusán, si ustedes van hacia Dios esta noche desechando sus propios pensamientos, creo firmemente que el Espíritu Santo obrará en usted. Por favor, desechen su autoafirmación y sus pensamientos. Todos y cada uno de ustedes deben negarse a sí mismos delante de Dios. Deseche su autoconfianza y su título de diáconos, ancianos y aun de pastor. También desechen los méritos como: ¡°soy un cristiano bautizado¡± o ¡°nací en una familia cristiana¡±. Desechen todas estas cosas y humíllense a una posición inferior y díganle al Señor: ¡°!Soy un pecador que debe morir! !Sálvame Señor, por favor!¡±. Espero que ustedes no actúen como una persona que no tiene pecados, porque aunque ustedes no pequen, como ustedes

El pastor Deock Man Yang nos testificó que él pensaba que era un cristiano fiel cuando él iba a una Universidad Teológica. Pero cuando estuvo en el servicio militar, automáticamente se dio cuenta de que era un pecador. Por supuesto, es una verdad, que cuando llega el momento, el pecado aparece.

Mis amigos yo deseo que todos ustedes vuelvan sus ojos a Jesús esta noche. Aunque ustedes estén resbalándose y cayéndose, su vida eterna los está esperando. Abundancia de alimentos les está esperando a ustedes. También hay vestiduras especiales para ustedes, si ustedes se apresuran. Los cuatro leprosos no podían quedarse allí quietos después de haber probado alimento, salieron a predicar el evangelio a aquellos que los llamaban ¡°leprosos¡±, que los despreciaban, y a aquellos que los arrojaron fuera de la ciudad.

Mis amados amigos, yo tuve muchos problemas cuando empecé mi ministerio. Hace mucho tiempo construí una iglesia en Taegu y empecé a predicar. En ese tiempo yo era muy pobre, tenía mucha hambre y muchos problemas. ¢¯Se imaginan ustedes cómo pude superar esas situaciones? No me importó nada excepto el predicar el evangelio. Yo les preguntaba uno por uno a los que venían a mi iglesia de la siguiente manera: ¡°¢¯Ya limpió sus pecados? ¢¯Sabe usted que el pecado lo separa de Dios? La Biblia dice: que sus iniquidades lo han separado a usted de Dios, y que sus pecados han escondido la cara de Dios de usted.¢¯Ya quitó la pared de pecado entre usted y Dios?¡±. Por supuesto, a los miembros de mi iglesia no les gustaba escuchar eso. ¡°Pastor Park, por qué sigue usted preguntando sobre eso?¡±. A algunas personas no les gustó, pero otras dijeron: ¡°Todavía no estoy limpio de mis pecados y tengo muchos¡±. Yo predicaba el evangelio para que pudieran limpiar sus pecados las personas que lo tomaban muy en serio, como un asunto muy personal.

Ciertamente el rey David limpió sus pecados de esta manera después de que él pecó con Betsabé, la esposa de Urías. Y ¢¯cómo limpió Daniel los pecados de los israelitas? ¢¯De acuerdo con qué manera?... La Biblia nos muestra la manera de limpiar los pecados y todas las iniquidades paso a paso.

Yo he buscado todas las maneras de limpiar los pecados desde el Génesis hasta Apocalipsis. La historia de la sanidad de lepra representa el perdón de los pecados. Dios quiere enseñarnos cómo limpiar los pecados. Es por eso que Él nos cuenta cómo Naamán, el general,

Digamos que usted es un paciente en un hospital con apendicitis. Si su doctor lo examina y le da un calmante con pepsina, entonces él no es un buen doctor.¢¯Verdad? Básicamente, la apendicitis debe ser operada. De la misma manera, sus pecados deben ser operados para quitarlos. Yo no creo que usted tenga muchas oportunidades de escuchar el evangelio como ésta en su vida. Yo he estado predicando el evangelio de Jesús en muchas conferencias, ya sean grandes o pequeñas. No quiero que se vaya a su casa sin nada. ¢¯Es usted un cristiano bautizado? ¢¯Es usted diácono? ¢¯Es usted anciano? ¢¯Es usted miembro del coro de la iglesia? ¢¯Es usted maestro de la escuela dominical? Pero si usted no ha sido perdonado de sus pecados, si usted no está libre de pecado, entonces no tiene nada que ver con Dios.

El día del juicio, mucha gente vendrá delante de Jesús y dirá como en San Mateo 7:22-23: ¡°Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor ¢¯no profetizamos en tu

Sus buenas obras no duran mucho, sin embargo, si usted tiene el perdón de los pecados, Jesús entra en su corazón. Entonces, cambiará su vida. Alguien de

Una nuera solía odiar a su suegra tanto, pero cuando recibió el perdón de los pecados, ese odio se alejó de ella. ¢¯Por qué fue eso? Porque en Jesús no hay odio, es por eso que su naturaleza de odio se alejó de ella.

Si reciben el perdón de su pecado y Jesús entra en su corazón, entonces todas las iniquidades se alejarán de ustedes seguramente e inevitablemente cambiará. Cuando Jesús entre en su corazón, ustedes no tienen que esforzarse por no pecar, ustedes serán cambiados automáticamente. Por lo tanto, realmente entrará en su

Algunas personas se esfuerzan mucho, gritando y llorando en sus oraciones: ¡°Ven Espíritu Santo¡±. Esto no va a funcionar. El Espíritu Santo quiere estar en su corazón. Si ustedes solucionan su problema de los pecados, serán llenos del Espíritu Santo. Hemos visto mucha gente que ha sido limpiada de sus pecados y ha cambiado.

¢®Bueno!, casi se acabó el tiempo, continuaré mañana. Les explicaré cómo limpiar los pecados mañana en la tarde durante las horas del estudio bíblico.

Mis amados amigos, sinceramente deseo que todos y cada uno de ustedes sean limpiados de sus pecados durante esta conferencia.

[Contenidos]